Método Konmari

  • test :

¿Qué es el método Konmari?

Aplica el método Konmari en tu armario o vestidor siguiendo estos tips.

Habrá gente, que ya sepa de qué trata este método. Pero si ahora mismo estás leyendo éste post, es porque aún lo desconoces… Éste es tu momento de descubrirlo.

El método Konmari es el sistema más famoso del mundo, (creado y desarrollado, por Marie Kondo y sus años de estudio), para organizar cualquier espacio.

Marie Kondo habla en el libro “La magia del orden“, sobre los mayores errores que cometemos, cuando queremos ordenar nuestra casa o lugar de trabajo y porqué no llegamos a conseguir ese orden deseado y sobre todo, mantenerlo en el tiempo.

Así que… Si eres de los que te cuesta conseguir ordenar un espacio y mantenerlo así de bien, sin duda, este libro te puede servir de gran ayuda.

Los 7 errores a evitar según el método konmari:

Primer error: Empezar a ordenar y dejarlo a mitad.

Segundo error: Ordenar por habitaciones y no por cosas.

Tercer error: Organizar en pleno periodo de crisis.

Cuarto error: Que vean de qué te deshaces.

Quinto error: Dar algo a alguien, por quitártelo de encima.

Sexto error: Comenzar a guardar, sin antes terminar, de deshacerte de lo que ya no quieres.

Séptimo error: Centrarse en tirar cosas, utilizando las metodologías de siempre.

 

Aplica el método Konmari en tu armario o vestidor siguiendo estos tips:

JUNTA LA ROPA Y AGRÚPALA

Junta toda la ropa que tengas desperdigada por la casa (en armarios, cómodas, cajoneras…) y agrúpala por tipos (ropa interior, camisetas, pantalones…). Eso te permite saber qué es lo que tienes realmente, y poder decidir qué quieres guardar y qué tirar.

DESHAZTE DE LA QUE NO VAS A USAR

Una vez que ya la hayas reunido y, antes de ordenarla, deshazte de toda la que no usas. Distribuye la ropa en 3 montones: Uno con lo que tienes claro que quieres quedarte, otro con las cosas para tirar directamente, y un tercero con lo que necesitarías arreglar. Luego, focaliza tu atención en el montón de lo que quieres arreglar y vuelve a valorar si realmente merece la pena ese esfuerzo, o si es mejor que pases esas prendas a la pila de tirar.

EMPIEZA POR LO MÁS FÁCIL

Una vez ya sabes cuál es la ropa que te resulta imprescindible, solo tienes que ponerte manos a la obra. Y el mejor modo es empezar por lo más fácil para no desanimarte. Es decir, comienza por la ropa más grande o la de casa, sigue por las que te pones a diario y la de vestir, y deja para el final la ropa interior, los zapatos y los complementos (bolsos, bustería y abalorios, pañuelos…), que es lo que suele costar más.

HAZLO DE UN TIRÓN

Es decir, una vez que te pongas en ello, no lo dejes a medias. Es igual si tardas más de un día, pero que sean seguidos. Así tendrás resultados inmediatos y eso te motivará a hacerlo de forma radical.

AGRUPA POR COLORES

Uno de los trucos que propone es guardar tus prendas agrupadas por colores y de más oscuro a más claro, de modo que las prendas más oscuras y pesadas te queden a la izquierda, y las más claras y ligeras a la derecha. Así resulta mucho más ligero visualmente, te da mayor sensación de orden, y encuentras lo que buscas y con qué combinarlo mucho más rápidamente.

DOBLA LA ROPA EN TRES PLIEGUES

Es el famoso truco de Marie Kondo para que la ropa quede a la vista, se arrugue menos  y sea más fácil cogerla sin desordenar el resto de prendas junto a las que está guardada la que quieres ponerte.

Solo tienes que doblarla en tres pliegues y guardarla en vertical así.

AL ALCANCE DE LA MANO

Deja la ropa y accesorios que más usas al alcance de la mano, y todo lo que no uses habitualmente en los sitios menos accesibles.

COLGADORES, GANCHOS Y PERCHAS MULTIUSOS

Alíate con estos elementos para mantener en orden cinturones, fulares, corbatas…

MÁS VALE PREVENIR QUE… ORDENAR

Si la noche anterior piensas en la ropa que te vas a poner el día siguiente, ahorrarás tiempo y no caerás en la tentación de probarte infinitas combinaciones y dejarlo todo por medio con las prisas.

EVITA LOS MONTONES DE ROPA

Otro de los enemigos del orden en el armario es la ropa que vamos amontonando en sillas y rincones al desvestirnos. Si pones un galán de noche, te será más fácil dejar la ropa encima y evitar así que se amontone y se estropee.

UNA SOLUCIÓN PARA LOS COLLARES

Collares y colgantes, así como otros adornos y joyas, pueden convertirse en un quebradero de cabeza si no les destinas un lugar donde dejarlos en orden. Una opción es poner pequeños colgantes en el interior de la puerta del armario para colgarlos allí ordenadamente.

ZAPATOS BIEN LOCALIZADOS

Si no dispones de un lugar específico para almacenar los zapatos de forma ordenada y accesible, puedes guardarlos en cajas.

Para encontrarlos rápidamente sin tener que abrir todas las cajas, puedes colocar en el exterior una etiqueta identificativa,  una foto o un dibujo del calzado en cuestión.

¿Te animas a utilizar el método Konmari?

-AMD

Imagen cabecera via Pinterest